martes, 27 de septiembre de 2011

MORFOLOGÍA VEGETAL - N° 7. La Hoja

Las hojas son los órganos laterales, vascularizados, que se originan en sucesión en el meristemo apical, en la parte terminal del tallo o de las ramas, donde se observan pequeñas protuberancias redondeadas en formas de mamilas que crecen de manera exógena (externa); la zona donde se insertan las hojas se denomina nudo. En general es un órgano de crecimiento determinado y de simetría dorsiventral, muy variable en estructura y función. La función básica de las hojas es captar la luz solar y realizar la fotosíntesis y además funciona como órgano del control de la transpiración, por ende es un órgano fundamental para el movimiento del agua a través del tallo.

ANATOMÍA DE LA HOJA

El Limbo o Lámina Foliar

El limbo o lámina foliar comprende la parte más extensa de la hoja, es plana y delgada. Está compuesta de dos capas delgadas: el haz o epifilo que es la parte superior de la hoja que está directamente expuesta a la luz solar; y el envés o hipofilo que es la capa inferior. En el limbo es donde se lleva a cabo la mayor cantidad de actividad fotosintética en la planta, es por esa razón que las hojas son planas y amplias, semejantes a paneles solares, de esta forma pueden captar más luz solar. Los estomas en la hoja están distribuidos mayormente en el envés donde están protegidos de la radiación directa de luz solar, aunque en el haz también encontramos estomas pero escasamente.

Generalmente en la hoja se observa un sistema de nervaduras que puede ser reticulado o lineal dependiendo de la clase de la planta. En las plantas dicotiledoneas las hojas presentan una nervadura reticulada, donde encontramos una vena principal que va desde el peciolo atravesando todo el limbo hasta el ápice de la hoja, y de la cual derivan nervios más pequeños dispuestos perpendicularmente, por lo general dirigido hacia el borde de la hoja. En las plantas monocotiledoneas la nervadura consiste en un nervio central y nervios secundarios que tienen su origen en la lígula; los nervios secundarios no tienen su origen en el nervio principal sino que se originan de la lígula y se disponen paralelamente al nervio principal, atravesando toda la hoja hasta el ápice donde todos los nervios se juntan.

Peciolo

Es un pequeño tallo que comunica al limbo con el eje caulinar (tallo). Generalmente es estrecho, puede ser cilíndrico o deprimido en la cara superior, o aplanado y ancho como en Citrus. Una hoja o parte de la hoja, normalmente en la base, que encierra parcial o totalmente al tallo por encima del nudo es una vaina foliar, como ocurre en las gramíneas y muchas apiáceas.

Un pseudopecíolo es una estructura similar a un pecíolo que surge entre una vaina de la hoja y la lámina, como se encuentra en varias monocotiledóneas, tales como los bananos (Musa) y los bambúes (Bambusoidae).

Base de la hoja

En algunos géneros, en la base, se desarrollan apéndices laterales que se denominan estípulas, tienen una estructura y anatomía semejante a las hojas, y tienen como función proteger a las yemas terminales y axilares.



FILOTAXIS

Es el modo como se encuentran distribuidas las hojas en el tallo. Encontramos 5 tipos de arreglos: a) Alterna, b) Opuesta, c) Decusada, d) Verticilada y e) Dística.




TIPOS DE HOJAS

Atendiendo a la composición del limbo encontramos dos tipos: las hojas simples, las hojas compuestas y las hojas bicompuestas.

Hojas simples: aquellas cuya lámina foliar está formada por una sola hoja grande y entera. En estas hojas el limbo está sin partir o, aunque esté partido, las divisiones no llegan hasta el nervio principal.

Hojas compuestas: son aquellas en las que el limbo está dividido en fragmentos que llegan al nervio principal, a cada una de estas partes se les denomina foliolo.

Hojas bicompuestas: son tipos de hojas compuestas en donde cada foliolo se encuentra dividido en unidades más pequeñas denominadas foliolulo.


Hoja compuesta


Hoja bicompuesta


De acuerdo al tiempo de aparición de la hoja en la vida de la planta, podemos clasificar las hojas como:

Hojas embrionales o cotiledones: son las primeras hojas de la plántula y funcionan como reserva de nutrientes y demás sustancias vitales que la planta necesitará hasta que adquiera su establecimiento como planta adulta, momento en el cual los cotiledones marchitan y caen.

Hojas primordiales: son las hojas que surgen poco después de la germinación y se desarrollan por encima de los cotiledones. Son de tamaño reducido y están presentes en el embrión en la semilla pero de forma rudimentaria, comienzan su desarrollo cuando el embrión se convierte en plántula.


Profilos: son las primeras hojas sobre un eje lateral. Tienen una posición característica, lateral en dicotiledóneas y dorsal y soldados entre sí en monocotiledóneas. Sobre el eje lateral después de los profilos pueden desarrollarse nomófilos u otros tipos de hojas como brácteas o antófilos.

Nomófilas: son las hojas que nacen después de las primordiales y se desarrollan en la plántula durante toda su vida.

Antófilas: son las hojas florales. Específicamente son los pétalos y los sépalos. Recordemos que los pétalos son hojas especiales modificadas para proteger al gineceo y androceo y para llamar la atención de los animales polinizadores.

OTROS CRITERIOS DE TIPIFICACIÓN

De acuerdo a la forma de la hoja


De acuerdo al borde de la hoja


De acuerdo a la base foliar y tipo de unión


De acuerdo al ápice de la hoja



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada